Categorías
Accidentes de tráfico

Abogado Especialista Accidentes Trafico Madrid


Abogado especialista accidentes trafico Madrid

Abogado especialista accidentes trafico Madrid-Tamara Ocaña GarcíaLa especialización es uno de los criterios básicos a la hora de contratar a un buen profesional en la actualidad, especialmente en el mundo de la abogacía. La hipertrofia a la que está sometido nuestro ordenamiento jurídico, con miles de normas aprobadas cada año, implica que sólo los abogados expertos en una determinada materia podrán ofrecerle el mejor servicio jurídico. Por lo que, si ha sufrido un accidente de circulación, tendrá que ser muy cuidadoso a la hora de encontrar al profesional adecuado. Trataré de analizar esta situación desde el punto de vista de un abogado especialista en accidentes de tráfico en Madrid.

La forma de actuar frente al accidente

Una de las mejores cosas que puede hacer si ha tenido un accidente es tratar de firmar un parte amistoso con el otro conductor. Las compañías de seguros facilitan a sus asegurados ejemplares de esta clase de partes, muy fáciles de cumplimentar. Así quedará constancia por escrito de los principales aspectos del accidente: datos de los conductores, del vehículo y de sus respectivas aseguradoras. Es imprescindible que lo firmen los implicados y que lo remitan a aquéllas dentro de los siete días siguientes al accidente.

No en todos los casos será posible firmar el parte amistoso. Si usted percibe hostilidad de parte del otro conductor o hay heridos graves, no dude en llamar a la Policía, la cual tiene la obligación de levantar un atestado acerca de los sucesos relativos a la seguridad vial y a la prevención del tráfico. Es éste un documento sumamente importante, muy útil a la hora de atribuir la responsabilidad a uno de los conductores y de reclamar la indemnización oportuna.

Si el otro conductor no sólo se niega a colaborar a la hora de firmar el parte amistoso, sino que se marcha del lugar del accidente, es aconsejable que recoja los datos de los testigos que hayan presenciado el accidente y la actitud de ambos conductores. Todas estas reacciones de los conductores implicados en los accidentes provocan que haya muchas opiniones sobre los accidentes de tráfico.

La existencia de lesiones en cualquiera de los pasajeros de los vehículos que se hayan visto envueltos en el accidente requiere solicitar un parte de asistencia médica, donde figurarán todos los daños que se diagnostiquen. Gracias a este documento puede verse facilitada la reclamación, por parte del abogado de accidente de tráfico, de la compensación a la compañía de seguros.

Abogado especialista accidentes trafico Madrid

Para interponer una denuncia penal, en caso de que se estime que uno de los conductores es responsable voluntario o negligente del accidente, no han de haber transcurrido más de 6 meses desde que éste se produjera. En cambio, para presentar una demanda civil el plazo es de 1 año (el general para las reclamaciones por responsabilidad civil extracontractual).

A mis clientes siempre les reviso la póliza del seguro, pues si éste contiene la cláusula de defensa jurídica mis honorarios como abogado de un accidente de tráfico correrán a cargo de la aseguradora, y no del cliente.

Conceptos a reclamar

Como víctima del accidente puede reclamar los daños sufridos, ya sea en su persona o en su vehículo. Existen dos vías de reclamación: la extrajudicial, consistente en el intento de llegar a un acuerdo con la aseguradora, normalmente a través de su abogado, y la judicial, procedente cuando la compañía de seguros se niega a ofrecer una cantidad razonable en concepto de indemnización. De todas formas, tampoco le conviene retrasar mucho el acuerdo o el abono de la indemnización, pues podría verse obligada, además, a pagar los intereses de demora.

Los gastos de la reparación del vehículo no siempre se reintegrarán en su totalidad, sobre todo cuando tenga un valor de mercado muy bajo (valor venal en el argot jurídico). En estos casos se abona la parte proporcional del precio que usted podría conseguir por su coche. Hay jueces que aceptan reparaciones más costosas, mientras que otros son muy estrictos en estas cuestiones. Respecto de los objetos que se hallen dentro del vehículo, para reclamar su indemnización es preciso probar su existencia y valor (a través de las facturas de compra, por ejemplo).

Evidentemente los daños personales son mucho más difíciles de estimar, sobre todo teniendo en cuenta todos los elementos que influyen en su determinación: el tipo de lesiones, si éstas han derivado en secuelas, las situaciones de discapacidad, la edad y los ingresos del perjudicado, etc… La ley trata de que las víctimas de los accidentes de tráfico, hoy día, vean satisfechos todos los perjuicios que se hayan derivado del mismo.

La perspectiva del cliente

Yo puedo hablarle de los clientes a los que les he ofrecido mis servicios. Siempre intento que vean colmadas todas sus pretensiones, pero haciéndoles conocedores de los aspectos más problemáticos que presentan sus casos. La celeridad a la hora de conseguir una indemnización también es un aspecto básico que intento aportar junto con mis capacidades profesionales.

Abogado especialista accidentes trafico Madrid, caso de Mercedes A.S.

Abogado especialista accidentes trafico Madrid, caso de Mercedes A.S.

El caso de Mercedes A. S. puede constituir un buen ejemplo para que comprenda mejor todo el sistema de indemnizaciones. Su accidente ocurrió de manera muy rápida, tras ser embestida por un vehículo que circulaba a velocidad algo excesiva. El problema de sus secuelas provenía del choque contra el volante que sufrió, el cual le afectó a la faringe y, secundariamente, a su capacidad para deglutir (tragar líquidos y alimentos).

Las secuelas suponían 27.000€ (20 puntos; 39 años; ingresos medios) y los días de baja 3.000€. Siguiendo mi consejo y las peticiones de la aseguradora, acabó aceptando dos pagos mensuales de 15.000€ para ver satisfecha una indemnización total de 30.000€. Conseguí superar las reticencias iniciales de la compañía de seguros y evitar un proceso judicial que mi clienta no quería atravesar bajo ninguna circunstancia.

[starbox id=mclos]

(Con casos de toda la provincia: Coslada, Móstoles, Rivas-Vaciamadrid, Fuenlabrada, Getafe, etc.)

Categorías
Indemnizaciones

Puntos Indemnización Accidente Tráfico en Madrid


Puntos indemnización accidente tráfico en Madrid

Puntos-indemnización-accidente-tráfico-en-Madrid-Manuel Castaño GrandeSon tantos los aspectos destacables de los accidentes de tráfico que pueden ser contemplados desde múltiples perspectivas: posible responsabilidad penal, responsabilidad civil, indemnización al perjudicado y, en ocasiones, a los familiares, etc… Hoy me centraré en el análisis de los puntos de indemnización por accidente de tráfico.

A nivel general

La legislación relativa a los puntos por accidente de tráfico tiene carácter nacional, por lo que la indemnización presentará los mismos caracteres en cualquier ciudad española.

Aunque las situaciones jurídicas de contenido civil están reguladas por el Código Civil de 1889, sin embargo durante las últimas décadas la realidad social y comercial ha exigido nuevas regulaciones para situaciones novedosas. Esto, que ha ocurrido en la industria y en el comercio, se ha hecho especialmente evidente en la circulación de vehículos a motor.

Teniendo en cuenta el parque móvil de España y el número de los accidentes que se producen anualmente, si cada uno de ellos diera lugar a un juiciola justicia española se vería inmovilizada.

Este es uno de los factores que han influido en la evolución del ordenamiento jurídico, en el sentido de dotarle de mecanismos que faciliten la resolución de los conflictos derivados de los accidentes. El otro es la necesidad de equiparar las resoluciones judiciales, de modo que situaciones parecidas reciban una solución pareja, y no totalmente desigual.

Puntos indemnización accidente tráfico en Madrid

¿Qué significa el baremo?

Para ello cada año se publica en el BOE la indemnización por accidente de tráfico que corresponderá a cada supuesto particular. En dicha resolución aparece un baremo que recoge los distintos tipos de lesiones y secuelas que generan los accidentes de circulación. En algunos casos las tablas (que son, simplemente, otra forma de denominar al baremo) fijan una cantidad única y en otros señalan una cantidad máxima y otra mínima, para que el juez pueda precisar, dentro de ese margen, la indemnización que estime oportuna.

Una consecuencia muy beneficiosa de esta regulación, que el legislador tuvo en cuenta a la hora de establecerla, es el fomento de los acuerdos extrajudiciales entre perjudicados y compañías aseguradoras. Esto es así porque una vez acreditadas las lesiones sufridas poco más hay que demostrar, pues la cantidad a reclamar viene tasada por ley. Si hay un juicio será porque las partes no están de acuerdo acerca de las secuelas y habrá que probarlas en el proceso.

No obstante, en los casos más graves, cuando concurra responsabilidad penal, las indemnizaciones podrán incrementarse, superando los límites legales.

¿Cómo funciona el sistema de puntos?

El baremo se aplica partiendo de los puntos asignados a cada persona por sus lesiones. A mayor gravedad mayor será la puntuación. Después, una vez calculados los puntos, será preciso multiplicarlos por la cantidad señalada para cada uno de ellos, siendo la cantidad resultante el importe de la indemnización.

Esta operación, que en un principio puede resultar sencilla, se complica como consecuencia de la aplicación de los factores de corrección. Éstos no son sino circunstancias que también se tienen en cuenta a la hora de aplicar el sistema de puntos y de calcular las indemnizaciones.

Uno de los factores más importantes es el de la edad del lesionado: el valor de los puntos disminuirá conforme avance la edad del perjudicado. Otro factor es el de la situación familiar del indemnizado, incrementándose la indemnización cuando haya personas que dependan de él.

Evidentemente, también se distinguen las situaciones más trágicas (muertes) de las más inocuas (unos pocos días de baja).

¿Se actualiza cada año?

Así es. Como mencioné anteriormente, cada año se actualizan las cantidades que constituirán la indemnización de los perjudicados en los accidentes. Esta es una manera de compensar el aumento del nivel de vida de los ciudadanos, equiparándolo con las cantidades resultantes de la aplicación del baremo.

Para que se haga una idea le haré una pequeña comparación entre un caso que tuve en 2012 y la misma situación a día de hoy.

La ley no sólo prevé el resarcimiento de los fallecimientos, lesiones y secuelas. Los días de hospitalización y baja serán objeto también de reintegro.

Puntos indemnización accidente tráfico en Madrid, caso de Eduardo T.D.

El supuesto de la indemnización por accidente de tráfico en 2012

Ese año se me presentó un caso de un accidentado con problemas de rodilla que estuvo bastante tiempo de baja, entre la hospitalización y su posterior rehabilitación. Su nombre era Eduardo T. D. (de 45 años)y sufrió un percance con su moto, culpa del otro conductor. Yo fui el abogado que llevó su reclamación. La aseguradora, por hospital y baja, le concedió 5.745€ y por el pequeño defecto anquilosante en su articulación 2.655€ (8.400€ en total).

Puntos indemnización accidente tráfico en Madrid, caso de Eduardo T.D.

El mismo caso, en lo que se refiere a la indemnización por accidente de tráfico en 2014, habría supuesto 8.669€. En dos años la cantidad se habría incrementado en 269€.

En el ejemplo que nos ocupa el importe de la indemnización resulta de aplicar a los días de baja y de estancia hospitalaria el porcentaje que actúa como factor de corrección, derivado de los ingresos anuales de mi cliente. El mismo porcentaje se aplica al problema de rodilla, tasado en 3 puntos.

¿Son iguales todos los casos?

De ningún modo. La situación de Eduardo T. D. fue muy buena porque aparte del tiempo que estuvo sin trabajar apenas tuvo secuelas en su rodilla, que quedó casi en perfecto estado. El acuerdo extrajudicial fue relativamente sencillo; sólo tuve que justificar, en nombre de mi cliente, los días que pasó en el hospital y el período de rehabilitación y baja laboral, así como el pequeño defecto en la articulación de la rodilla.

Otras veces el proceso es más complejo, como cuando hay diferencia de criterio a la hora de valorar las secuelas del accidente. Además, en los casos más extremos de desacuerdo, incluso con trabas por parte de la entidad condenada al pago, la justicia asegura el devengo de los intereses de la indemnización por el accidente de tráfico. Es una manera de evitar que el fraude del responsable perjudique el valor de la indemnización.

Conclusión

Espero que este artículo le haya servido de guía para hacerse una idea de los elementos que entran en juego para calcular los puntos de indemnización por accidente de tráfico en Madrid. Aunque pueda parecerle un sistema complejo, para ello me tiene a su disposición, para ayudarle a reclamar su indemnización y resarcir las secuelas que haya sufrido.

[starbox id=jmsanchez]

(Con casos de clientes en Madrid de: Parla, Móstoles, Alcobendas, Alcorcón, etc.)

Categorías
Reclamaciónes

Reclamación de Daños por Accidente de Tráfico en Madrid


Reclamación de daños por accidente de tráfico en Madrid

Reclamación de daños por accidente de tráfico en Madrid-Manuel DíazA menudo se producen siniestros en los que el conductor y los ocupantes de un vehículo salen mal parados, con lesiones corporales importantes, incluso permanentes, al margen de los cuantiosos daños materiales propios y ajenos. Según las estipulaciones de los contratos, los riesgos previstos y paralelamente cubiertos en las pólizas, serán abonados en su momento en distintas cuantías, o incluso no indemnizados, por la correspondiente compañías. Estas despliegan su cobertura en todo el territorio nacional, ya sea, por tanto, por una reclamación de daños por accidente de tráfico en Madrid como en Vigo, dos de los extremos del país.

En este momento, las diversas indemnizaciones previstas en los accidentes de tráfico están fijadas imperativamente en un mínimo de 70 millones de € para las lesiones corporales, y de 15 millones de € para los daños materiales. Jueces y tribunales aplican, precisamente, estos baremos prefijados en las tablas, incluso para muchas otros campos diferentes del Derecho, como, por ejemplo, las lesiones por acometidas de personas o en las peleas que puedan surgir a raíz de riñas callejeras, etc.

Los accidentes de tráfico están, con mucha diferencia sobre el resto, en la primera posición por número de pólizas (por el hecho de su especialidad, porque son de suscripción obligatoria influye sobremanera) y también por número de siniestros. Sin embargo, rivalizan en cuantía global con otros tipos de siniestros, como los incendios, según los datos de la patronal de los seguros.

Para intentar superar lo que normalmente ofrecen las propias compañías de seguros, es recomendable contratar la defensa jurídica a un abogado especialista en accidentes de tráfico, un letrado que te individualice el caso y sepa aportarte razonamientos diferentes (basados en las pruebas) a los ya habitualmente transitados y manejados por las compañías de seguros. En las pólizas de seguros, la parte complementaria de la defensa jurídica, según lo establecido por la Ley de Contrato de Seguro (LSC), es totalmente libre. Lo mismo para designar libremente el abogado como el procurador.

Reclamación de daños por accidente de tráfico en Madrid

Sergio B.H. un caso de reclamación de daños por accidente de tráfico en Madrid

Lesiones

Los familiares (esposa e hija) de Sergio B.H., de 49 años, se presentaron en enero de 2014 en nuestro despacho para plantear la posibilidad de reclamar al Estado las indemnizaciones por accidente, tanto de su vehículo como de terceras partes implicadas, tras un accidente ocurrido en la carretera Nacional II, a la altura del kilómetro 642, a su paso por Cabrera de Mar.

Como consecuencia del brutal choque, Sergio sufrió una incapacidad permanente, sin movilidad locomotriz, derivándose, por tanto, la imposibilidad de desplazarse de forma autónoma, aunque con movilidad para actividades físico biológicas menores.

El siniestro ocurrió en ese punto kilométrico de la carretera en dirección a Gerona, sobre las cinco y media de la madrugada, en una zona señalizada de obras en la calzada. En un tramo en pendiente descendente se instaló, como consecuencia de los citados trabajos de mejora en el firme de la calzada y de la construcción de un nuevo ramal de enlace con otra carretera de menor actividad, una rotonda provisional, para desviar y redirigir el tráfico por esa misma Nacional II y hacia otros destinos distintos a los de Madrid.

El vehículo de Sergio, tras perder el control, impactó contra una de las piezas de hormigón que rodeaban la rotonda. El golpe fue tan seco y destructivo que tuvo que ser excarcelado por un equipo especialista de bomberos. El conductor causó alta hospitalaria con un diagnóstico de lesión medular, siendo declarado en situación de invalidez permanente por resolución de la Dirección Provincial del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Reclamación administrativa

La posterior reclamación previa ante el Ministerio de Fomento presentada por la familia  para acceder al pago de los daños materiales del accidente de tráfico en vía administrativa, fue desestimada, alegándose desde la Administración Pública en cuestión que no había relación entre el daño causado y la existencia de esos pilotes de cemento en la glorieta, porque su señalización era correcta y que el accidente se debía a un exceso de velocidad del conductor, a quien, en suma, culpabilizaba de todas las causas del siniestro, sin derecho a indemnización administrativa.

Los ciudadanos no pueden presentar reclamaciones en la vía judicial antes de agotar este trámite administrativo ante el organismo o ente correspondiente. Por eso es recomendable, desde el principio, consultar los servicios profesionales de un abogado especialista, para que dirija la demanda para pedir las indemnizaciones materiales y lesiones por accidente.

Con fundamentos en el artículo 106 de la Constitución Española (CE), en concreto en su punto 2, que otorga el derecho de los ciudadanos (los particulares, dice) a ser indemnizados por toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos, siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento de los servicios públicos, y en el artículo 139 de la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común (LRJPAC), se interpuso la pertinente demanda a través de la jurisdicción contencioso-administrativa.

El artículo 139 de la LRJPAC, en línea con el citado 106 de la CE dispone que los particulares tengan derecho a ser indemnizados por las Administraciones Públicas de las lesiones que sufran, siempre que esa lesión se produzca como consecuencia del funcionamiento de los servicios de las Administraciones Públicas. El daño alegado deberá ser cuantificable e individualizable para el asunto particular que se reclama, además de que los daños no deban ser asumidos económicamente por el afectado.

Sergio B.H. un caso de reclamación de daños por accidente de tráfico en Madrid

Responsabilidad

Lo cierto es que todo este entramado jurídico-constitucional tiene que tener una materialización real. De este modo, para que pueda exigirse responsabilidad pública, tiene que existir un nexo relacional entre la causa y el efecto finalmente producido, es decir, lo que se suele denominar una relación de causalidad. Así se pueden cobrar las indemnizaciones por lesiones y daños materiales en accidentes de tráfico.

De este modo, el pleito se centraba en si la glorieta estaba bien señalizada para la situación de la calzada y si estas indicaciones descartaban la responsabilidad de la Administración Pública, en este caso, el Ministerio de Fomento, descargando todo el problema en el propio conductor lesionado.

El abogado, muy conocedor de los entresijos de los accidentes de tráfico, dirigió la defensa del demandante y su familia a que en el suelo de la glorieta, si bien estaba señalizada, protegida por los bloques de hormigón en su perímetro de control, algo muy habitual y que no pudo controvertirse en el juicio, y que incluso no había ni arena ni grava en la zona de la rodadura, sí que existió un  elemento deslizante, no permanente y no detectable por el conductor, lo que provocó directamente el accidente.

Se trataba de una plancha de acero, de unos 8 milímetros de espesor y de unos nueve metros de largo por 2 de ancho, situada en el suelo de la glorieta, atravesándola desde el centro hasta el perímetro para canalizar una conducción de cables de todo tipo, para los que se había hecho una zanja previa en el subsuelo de la propia glorieta. Esta plancha, en la madrugada del siniestro estaba mojada como consecuencia de las lluvias acaecidas durante la noche anterior.

Los operarios de las obras en la rotonda no previeron diligentemente que la meteorología generaría una capa de deslizamiento en la chapa, a consecuencia de la lluvia de esa noche, que fue lo que causó finalmente el siniestro. La chapa, mal posicionada y no señalizada, y la lluvia, hicieron que la curva de la rotonda no fuese adherente, escupiera el coche hacia uno de sus lados, llevándolo a chocar contra el muro de hormigón dispuesto a modo de protección. La reclamación de daños por accidente de tráfico  estaba ganada.

La indemnización por lesiones y daños cobrada tras el accidente se elevó a 470.000 €.

[starbox id=jmonlus]

(Cuento con clientes de toda la provincia: Coslada, Fuenlabrada, Alcalá de Henares, Móstoles, etc.)